20100204

Palabras físicas

El Loco y El Verdadero sentenciaron al Escritor sin Cabeza: sería expulsado y podría volver hasta regresar entre sus manos con palabras físicas.

Entonces, el Escritor sin Cabeza partió del Centro Hundido rumbo a la Costa. La bordeó como quien delinea la diagonal del cuerpo humano. Brincó entre barrancos. Descubrió nuevos desiertos y ahí incluyo una nueva palabra en el Diccionario Básico de Posmópolis. Nuevas geografías. Cambio de piel. Ahí donde termina Posmópolis, en ese extraño paréntesis que nos atrapa entre sucesiones de puntos, el Escritor sin Cabeza encontró las primeras palabras físicas:

"ya estaba escrito",

Y Santísima, Santísima Posmópolis...

7 comentarios:

Lucía Corujo dijo...

No sé cómo sabía por dónde iba este Escritor sin Cabeza, quizá eran las palabras las que le guiaban.

Besos

blanco dijo...

cambio de piel.

(ya estaba escrito, por supuesto)





Santísima

Espérame en Siberia dijo...

Yo sé, queridísimo, que tú me entenderás en el desierto. Y yo intentaré entender tus silencios. Prometo no asfixiarte con preguntas.

¿Cuándo nos vamos?

flash back tour dijo...

¿escritor sin cabeza tiene corazón verdad? Necesito saberlo..

MBI dijo...

Un escritor privilegiado, ese sin cabeza.
No podrá manchar el folio
más que con el corazón y las vísceras.
Le auguro una obra perfecta.

Noesperesnada dijo...

Palabras físicas, todo un hallazgo, quien pudiera tener un glosario de ellas aunque le costa su cabeza...

Nalda dijo...

Estaba escrito, pero quizás no registrado...

Un beso santo santot