20100208

Jornadas de la Tristeza: el verbo.

Salí del consultorio a ninguna parte:



...
Sabía que tenía que estar triste, pero antes de emprender el camino e ir hacia una dirección tuve que definir el verbo que me acompañaría: no estaba del todo seguro que transitar era la palabra. A veces el análisis nos lleva a la parálisis, por lo tanto, decidí ir hacia la dirección: la tristeza. Ahí pasé por todos los verbos, todas las formas: transité por la tristeza, transité en la tristeza, estuve en la tristeza, pasé por la tristeza como quien atraviesa los cuerpos, pase por la tristeza como quien pasa por una ciudad en cuestión de minutos. Y así un rato, en el verbo, en la palabra. El cuerpo de la existencia.

Tristeza: la primera palabra física que trajo, en su regresó, el Escritor sin Cabeza.

Y Santísima, y tristísima y física y metafísica Posmópolis.

10 comentarios:

galicia maravillas dijo...

hay que salir de ahí, pero no sé si hay que emplear para eso la cabeza o el corazón, aunque todo va unido,

Nalda dijo...

La siguiente palabra podría ser "superación"...

Un besico

Noesperesnada dijo...

Fugaz tristeza...

Espérame en Siberia dijo...

Me encantaría que la siguiente palabra fue "esperanza". Para que cierres los ojos y abras el corazón, amorcito.

Un beso.

blanco dijo...

tienes razón, en los verbos está la clave.





Santísima, tristemente irreal y realmente iluminadora.

MBI dijo...

Coraje, ¿dónde esta?.
En sonarse los mocos
y seguir ...
haciendo más...
con los ojos de lo nuevo
que es exactamente
eso.
¿Quién más si no te ayudará?
Atravesar los verbos...

La paciente nº 24 dijo...

Conjugaste mal, cruzaste la avenida de las frases sin la palabra paciencia. La tristeza es una actitud conjuntiva, disyuntiva y disruptiva.

mig dijo...

coinsido con nalda

flash back tour dijo...

Coincido con el escritor sin cabeza.
( y con mi mismo en los dias claros)

Espérame en Siberia dijo...

Y yo te dejo un beso bien dado, Posmópilis, mi amor.

Muá.