20100224

El amor no tiene lugar en el infinito

Caminaba por las calles del Centro Hundido de Posmópolis. Cada vez que podía iba a la tienda de libros usados del Escritor sin Cabeza. Aquel día, al salir de la tienda, frente a mí, interrumpiendo mi paso, un par de bolsas de plástico daban vueltas en un leve remolino de viento. Entendí lo que significan los encuentros amorosos en Posmópolis: somos tan ligeros como bolsas de plástico, pero tenemos el suficiente peso para contener lo que sea, lo que suceda y en ocasiones chocar, y en otras rozar, pero nunca fundirnos porque el amor es aproximativo aunque en este momento lo sienta en lo más hondo de mi vacío, el amor es alrededor, borde, periferia, rodea, acaricia, pero no concede, colma. No tiene lugar en el infinito.

13 comentarios:

Nalda dijo...

Imposible definirlo mejor... Me imagino ese baile frágil entre los dos enamorados de plástico. ¡Te quedó genial!

Un abrazo

Espérame en Siberia dijo...

¡Olé, olé y olé!
Has flechado el corazón de esta Siberiana, posmopolita querido.


Muá.

transitorio dijo...

-aplauso-


el amor no tiene lugar en la realidad, existe sólo en el sueño.




Santísima





(debido a que me hallaba lejos del norte me he mudado a "lejosdelnorte.blogspot")

La paciente nº 24 dijo...

Sí que tiene lugar en el infinito, sólo basta sentirlo aunque de manera intangible como los sonidos.

La bolsa de American Beauty?

rocio Recaño dijo...

que bueno que en posmopolis si haya un lugar.
cada vez me parece mas, que es todo tan posible,

los astros estan desorientados,
es cuestion de esperar.

Noesperesnada dijo...

ya entiendo porque en mi pueblo están prohibidas las bolsas de plástico...

flash back tour dijo...

el amor en Posmópolis no le compete al estado benefactor, por ende, nada sé sobre el amor.
ATTE
Ministro Químico de la Tendencia.

Conciencia Personal dijo...

Jamás imaginé la ligereza como bolsas de plástico, sentí que tenía mayor peso, más no en el amor, amigo, Posmópolis, abrazos, Monique.

Gracias por los cielos azules de su tierra.

MBI dijo...

Tal vez, porque el infinito no tiene bordes, desde los que caerse.

aveperrix dijo...

he andado desaparecida por esto de que terremoteo en mi pais, estoy bien y me gustaria estar en posmopolis en estos momentos u.u

Espérame en Siberia dijo...

¡Mi posmopolita más querido! Cuánto le he extrañado yo también en esta semana de tareas kilométricas. Usted no se imagina la ilusión que me ha dado leer su latido el día de hoy.
Me encantará leer alguna actualización suya pronto.

Le dejo un beso que le inunde el alma. Lo espero en nuestro desierto.

Muá.

Espérame en Siberia dijo...

Será el honor más grande recibir su carta: cherry.affair@gmail.com


Un beso, amorcito.

aveperrix dijo...

queridisimo mio, si, ahora estoy en santiago. el terremoto me pillo en zona costera del sur, en una caleta llamada niebla que queda ubicada en valdivia. tuve la suerte de que a mi familia no le paso nada, pero quedo la cagada en una gran parte del sur. zonas que visite el año pasado desaprecieron u.u.
tampoco he tenido tiempo de escribir, osea tiempo tengo, pero no puedo coordinar las palabras.
besos y abrazos, nos estamos comunicando. y siempre hay posmopolis en mi corazon :)