20071126

Las 3275 Maravillas de Posmópolis. El mar de los remedios.

[...]


Ésto es un número escrito al azar.

Y así.

El mar de los remedios ofrece la oportunidad de curarse. Curarse en vida, curarse en salud. El mar de los remedios hace apariciones esporádicas, repentinas, cuando le apetece. Tal y como el resto de la ciudad: la periodicidad fija es un dolor de cabeza. Nos hemos eximido de toda novedad. Así, el mar de los remedios asedia la costa de Posmópolis de vez en cuando. Cuando no, se va a otra parte. ¿A dónde? Quien sabe. Incluso el rumbo es un tipo de periodicidad fija: se siguen instrucciones para llegar al destino final. Eso es. ¿Qué remedios ofrece el mar de los remedios de Posmópolis? Ser hermoso, ser mostro, ser duende o dinosaurio. El remedio, entonces, consiste dotarnos de un disfraz cotidiano; alejarnos de esa maldita costumbre de disfrazarnos específicamente un día.

Y así la vida.

Las luces de la ciudad.

Las fiestas.

Las trompetas.

Las caras.

Esto es un número al azar.

Un punto de fuga y choque.

Y Posmópolis, Santísima Posmópolis.

1 comentario:

Eloi BLQ dijo...

el mar de los remedios aparece cuando le apetece... espero que sea pronto porque necesito un disfraz de valentía