20100802

Posmópolis: la palabra en sí misma.


En Posmópolis todas las calles van hacia el centro hundido porque transitar en la ciudad tienen un sentido: circular hacia la palabra.


En Posmópolis el centro hundido es el lugar de la palabra.


En Posmópolis vamos hacia la palabra: una palabra que vivimos, pero que desconocemos, presente por su ausencia, única por su contaminación de imágenes.


En Posmópolis una de esas palabras es la angustia. Tal angostura, al transitar y caminar en el centro hundido de La Posmo, un respiro y sólo breve porque la libertad, en Posmópolis, es metafísica, es la muerte en sí misma.


Posmópolis, Santísima Posmópolis.

1 comentario:

mig dijo...

y la muerte esta viva