20091222

Santísima

El inframundo (o paraíso pues casi todo es cuestión de percepciones) de Posmópolis es el interior de la escritura: su adentro. Sin embargo llegar ahí o estar ahí es un imposible. Al besarte, amarte, al hacerte el amor no puedo aprehenderte. Te me escapas por algún rincón que dejamos desprovisto. No somos lo absoluto fundido. Somos otra creación, un tercer cuerpo: cuerpo imaginario, incorpóreo, lleno, llano, repleto, infundado. Y entonces, "por las siglas de los siglos", nuestra rúbrica, aquélla: Posmópolis... Santísima Posmópolis.

8 comentarios:

La paciente nº 24 dijo...

El rincón que dejas desprovisto es el ángulo derecho de la u

Espérame en Siberia dijo...

Ay, pero si me has llegado al corazón.
Yo opino que nos perdamos, my love. Para eso nos tendremos el uno al otro. Ya sea en el desierto, en la cosa, en la estepa y demás.
Qué bueno que me avisas de la fecha, para ir preparando la maleta.

Un beso de martes.

La paciente nº 24 dijo...

El tobogán de la N

Nalda dijo...

Tres cuerpos. Y yo que pensaba que eran dos cuerpos fundidos en uno. Curiosa la percepción de la vida que se tiene desde Posmópolis.

Besos

marianalisis dijo...

Interesante Posmópolis.

drapo dijo...

brillante.

perro dijo...

el numero tres es mi karma (o mi segundo nombre)

que estes muy bien :)

Noesperesnada dijo...

Son las cosas que hacen de posmopolis un lugar imposible pero deseado a la vez...
Buen año y brindo por tu blog!!!!