20091110

II. A ti te doy mi vida


El Manual de Estilo de los Periodistas Salvajes
contenía un listado de máximas (o de mínimas) para el ejercicio del periodismo en Posmópolis. Una de ellas decía lo siguiente:

"El problema de la edición (...) es el problema de la memoria humana: filtrar, recortar, elegir, desear, aprehender, lograr y una larga fila de verbos listos para ser fusilados. Al final de ello queda nuestro trazo, la superficie que hacemos para nosotros: la superficie enclavada, la huella de la escritura como vestigio (...)En Posmópolis, escribir es una forma de recopilar biografías personales. Así, la destrucción, el amor, la radicalización de los puntos cardinales, de nuestras referencias y nociones. Y aún así, a ti te doy mi vida: Posmópolis, Santísima Posmópolis".

5 comentarios:

seleccionaleatoria dijo...

.
(afortunadamente, editamos la vida a cada paso. profanemos nuestras elecciones, hagamos collage)

seleccionaleatoria dijo...

.
(defíname "embajada circunstancial")

Espérame en Siberia dijo...

Apenas voy empezando la carrera y está la posibilidad de que termine poco convencida, pero también está el otro lado de la moneda: que acabe perdidamente enamorada del periodismo. Así que entre que son peras o son manzanas, me guardo en la memoria estas mínimas, mi Señor.


Un abrazo posmopolita.

Basurero Usurero dijo...

Me gusta Posmópolis, está bueno el concepto de tu blog, estaré pasando a menudo; me recuerda a ese libro de cronopios, famas y esperanzas. Suerte.

Nalda dijo...

A veces los periodistas tenemos que sacar el lado más salvaje para que no se nos coman.

Siberiana, no sabía que estudiabas Periodismo. Otra más para el gremio!!

Besos