20091126

Carta de presentación del Editor

Posmópolis surgió entre un par de amigos cuando se enviaban mensajes de celular. En ése entonces vivian en ciudades diferentes. Desde el celular inventaban paraísos, decretos, atmósferas, situaciones, personajes. Entonces surgieron los mitos de Posmópolis, sus fundaciones, sus destrucciones, algunos de sus paseantes: El Escritor sin Cabeza, Rakel Bi Gorra, ERP, los amantes incendiarios, la Universidad de Posmópolis y la cancha donde cada domingo juega el Atlético Posmópolis.

Sin teorizar tanto y en pocas palabras, Posmópolis ha sido nuestro escape y nuestro marco, es decir, un espacio donde pintar o escribir nuestro trazo: nuestra realidad.

Desde esa realidad Posmópolis parece, a veces, desligarse de la cotidianeidad que cada uno de nosotros vive día a día: el laburo, la chamba, el jale, el curro. En ese marco quizá alguno de ustedes se ha preguntado: ¿quién es Señor Posmópolis? Evidenciarlo quizá provocaría que este lugar pierda su encanto, misterio, magia (en caso de que los tenga) o podría hacerlo aún más ruín, cómico o funesto.

Pero sin pensar en las consecuencias, quien les escribe decidió mostrar algo de esa cotidianeidad. Por ejemplo, si algún día nos encontramos tomando café, bebiendo mezcal o cebando mate les pondría esta canción:

http://www.youtube.com/watch?v=hXXwZXO19Tc

Me gusta esa canción: en una parte dice "hay un mundo más allá". Y sí, hay un mundo más allá de Posmópolis que es el lugar desde donde les escribo, pero también desde este lugar hay un mundo más allá que es el sitio donde nos encontramos: esta casa, este blog, estas palabras.

Gracias por estar por aquí. Nos seguiremos leyendo, mientras tanto me preparo para cantar, bailar, beber. Es fin de semana: flor de quilombo, a echar desmadre.

9 comentarios:

La paciente nº 24 dijo...

Más allá del mundo hay un mundo más allá, y así se le da cierta lógica a lo incierto, creo que por eso siempre hay algo más allá de cualquier cosa.

“No te vayas si te vas”

[En el amor siempre suspendo, tres veces y suspensivamente repetida. Ni interrogaciones, ni exclamaciones, para el amor prefiero los puntos… cardinales]

I me mine dijo...

ofensivas?jo

Las sorpresas nos transportan a donde queremos ir por unos instantes,claro.
Por eso puse la cancion , a ti te dejo Posmópolis

mig dijo...

vieja promesa esa de que mas alla hay algo
espero encontrar ese algo
que el camino en realidad me lleve...
aunque a veces pienso que tal vez ya llegue y por boludo no me di cuenta y me pase de largo

en fin... nunca se sabe

Espérame en Siberia dijo...

¡Gracias a usted! Qué hermosa la canción. Traté de no prestar atención al video, porque a mí es que Gael no me gusta nada, pero la letra es hermosa. Bárbara.

¿Entonces nos vamos de camping al desierto? Tú dime cuándo, y yo más puesta que un calcetín, my love.

Muá.

Noesperesnada dijo...

No te vayas si te vas, buena consigna para los que -aunque sea en los blog- imaginamos la construcción de mundos distintos...

flash back tour dijo...

Me imagino al santisimo y todopoderoso tomando una vermú en el patio de su casa, en el etereo e incuestionable baldosero de la Posmo.

Desde el Ministerio Químico del Peronismo Histórico, lo saludo afectuosamente.

Conciencia Personal dijo...

Entonces, buen fin de semana, que corra el tequila, el mezcal, el verde, el morita, etc...

abrazos, Monique.

Nalda dijo...

Yo prefiero que el Señor Posmópolis no pierda la magia y poder imaginar cómo ese mundo de más allá sin caras, sin explicaciones, sin señas, sin nada más que las palabras.

Un abrazo

perro dijo...

nos vemos en sueños cebando mate con ese hermoso tema de fondo