20100713

2666


Así como los fenómenos y las intenciones tienen recorrido, El Mostro de Posmópolis y el Muchacho de los Ojos tristes trazaron el suyo: del Centro a la Equis.

En ese camino decidieron, por ejemplo, que escribir es un deseo que se intenta aprehender de noche.

El deseo estaba fijo, pero obtuso, en el año 2666.

Huye.

La Equis era el año cero, el año de inicio o de origen porque incluso lo más nebuloso o confuso tuvo un origen que con el paso del tiempo no se aclara ni obscurece: se desbarata o se deshilacha.

Hacia el año 2666 el Mostro de Posmópolis y el Muchaho de los Ojos Tristes decidieron construir la primera construcción de Posmópolis: un pozo que condujera, por nuevos caminos, al vacío y desde la superficie aventar hojas con los deseos escritos.

Posmópolis, Santísima Posmópolis.

http://twitter.com/posmopolis

9 comentarios:

mig dijo...

Vamos al fin o al principio?

soL Lucet Omnibus dijo...

me gustó lo de escribir como deseo que se aprehende de noche

incontable dijo...

el deseo convertía la carne en espinas.

huye. )






y Santísima, Santísima Posmópolis

Mi persona dijo...

Qué lindos que son los nuevos caminos, más allá de si se llega o se bifurca. Yo quiero muchos papelitos con deseos!.


Besos!.

La paciente nº 24 dijo...

¿No se parte de la equis? Se va hacia ella, por tanto, los caminos son inversos a los años recorridos. Entiendo.

Conciencia Personal dijo...

Roberto Bolaño, despreciado por muchos y querido por más...

BEsos de melocotón, Monique.

Camino a Gaia dijo...

No sé adonde quieren llegar las palabras cuando me erizan la piel. ¿En qué lugar del relato ha varado nuestra propia historia?
Un espacio en blanco. Algo que no se ha dicho. Ahí debe residir lo que me permite entenderlo.

Noesperesnada dijo...

faltan 616 años nada más y unas cuantas vidas por vivir...

cucaracha dijo...

Yo estuve en Posmópolis. Encontré el mapa en las grietas de mis ojeras.