20070928

Las 3257 Maravillas de Posmópolis. El Caballo de ERP.

















“[…] Ramírez Pedrajo cabalga. Al lado del galope y de sus pasos, en la tierra, hay cuerpos rendidos, desnudos, juntos-amontonados, dados, arrojados: como frutos prohibidos suspendidos de una rama. Algarabía, quietud […]”.

Un instructivo para desarmar esculturas indica que éstos son los restos del caballo blanco que montaba ERP cuando sitió Posmópolis. Muchos pasan hoy alrededor de las piezas sobrevivientes del caballo blanco que montaba ERP cuando sitió Posmópolis.

Pero la gente no lo toca.

No lo montan.

Es un sacropersonaje.

Dicen que ERP debe regresar por él y completar su estructura: hay partes del animal que ERP se las llevó en su viaje al vacío

La parálisis de los restos del caballo es aparente. El hecho de que éste esté inmóvil provoca que la tierra se hunda cada año varios metros. Incluso hay quienes afirman que si uno se agacha y pone su oído en el asfalto escucha el galope, esto sin importar si se encuentra lejos o cerca de los restos del caballo blanco que cabalgaba ERP cuando sitió Posmópolis.

Quizá el sitio no fue conquistar la polis, sino grabar el galope hasta el infinito.

Sí, quizá ése fue el legado de ERP.

La herencia.

El galope.

8 comentarios:

istharb dijo...

No he entendido nada de lo que he leido, supongo que hoy estoy un poco empanada aun, pasaré en otro momento a ver que pasa

Un saludo

istharb dijo...

jajajajjaa, es muy normal en mi. Por que además suelo tener que entender todo muy bien entendido, sinó no me vale

jajajajaj

Un saludo

franCo dijo...

Me intriga cómo llegaste a mi blog,
interesante el comentario que dejaste.
Más tarde le daré una leída al tuyo.
Saludos y gracias por la visita.

Liduvina dijo...

Sea como sea, el galope conquista todo el espacio.

Doble misión cumplida.

Gracias por tu visita, espero seguir encontrandote por los caminos.

laurab dijo...

tengo miedo

istharb dijo...

supongo que sigo empanada, jajajaja

Un saludo

meridiana dijo...

Su texto tiene erotismo??? galope, montar, infinito

Me gustó.

Gracias por su invitación en el blog

Un saludo

Vanesa Aldunate

Eloi BLQ dijo...

los galopes se hunden en el blanco suele mientras los pasos humanos, dados al olvido, se desarmán en callos y llagas por intentar montar al diós de la guerra. Sin embargo, nadie regresa de ese viaje, varios casi encuentran la manera de dominarlo, pero al final se agachan ante el infinito que les bloquea y sin remedio perecen ante tan poderoso monstruo... la guerra termina con todo