20100614

Deseando un verano peligroso



No tengo prisa cuando se trata de terminar de leer un libro. Acaso ésta nunca fue un principio en Posmópolis. En Posmópolis buscamos ciertos puntos, capítulos, párrafos que sucesivamente desembocan en otros párrafos. La particularidad del pixel.

La lectura, entonces, no es absoluta ni evanescente: es concreta: subrayamos y repasamos "la palabra" cuantas veces sea necesario hasta hacerla una imperfección más de nuestra piel.

1 comentario:

marianalisis dijo...

Que ande bien Señor Posmópolis
un abrazo milticolor