20100126

El primer trazo que incendió Posmópolis

El Mostro y el Muchacho de los Ojos Tristes regresaron del Norte de Posmópolis después de algunas semanas de ausencia. Los vecinos los esperaban con las herramientas necesarias del ritual de regreso: nuevos libros en blanco.

El Mostro y el Muchacho de los Ojos Tristes asignaron la primera estrategia del nuevo ciclo vital de Posmópolis:

"Escribir la caligrafía de nuestro sentido".

Y así será, pero antes el Mostro y el Muchacho de los Ojos Tristes en compañía de los vecinos decidieron emborracharse y rayarse con tinta indeleble todo el cuerpo.

Posmópolis, Santísima Posmópolis.

10 comentarios:

marianalisis dijo...

Abrazos y bienvenido.

mig dijo...

bienvenido de vuelta

gris dijo...

estrategia arriesgada la de las palabras.

Santísima!




(bienvenido)

Espérame en Siberia dijo...

¡Pero qué alegría: estás de regreso! Ya te extrañaba, cariñito.
Llegas justo a tiempo para el festejo del primer aniversario de mi Blog.
¿Bailamos un rock?


Muá :D

Conciencia Personal dijo...

Celebro tu vuelta., qué caminos nos traes. "Escribir la caligrafía de nuestros sentido" me trae el recuerdo de los jardines de Mogador...

Bienaventurados lo que regresan...

Abrazos , monique.

Noesperesnada dijo...

Libros en blanco, herramientas necesarias....

aveperrix dijo...

he estado borracha desde el sabado, y debo admitir que la he pasado muy bien porque es nuestra epoca.
éééééé
cuentame de tu viaje, ah

I me mine dijo...

vecinos malos

holaholaholahola :)

La paciente nº 24 dijo...

Yo escribí en tu cuerpo una campana, ¿la oíste?, justo detrás, en tu espalda. Es caligráficamente incorrecta, pero bueno...suena.

Bienvenue

Pablo dijo...

Bienvenidos otra vez a ambos. Por acá se repitieron algunas palabras y nacieron nuevas.

Lo mejor esta llegando.

Posmopolis. Santisima Posmopolis.

Bienvenidos otra vez