20090901

El Comediante de Posmópolis


(...) Llegué en el avión vespertino. La sala de arribos olía a garnachas y ollas llenas de aceite. Nos esperaba el comediante de la ciudad. Al vernos dijo que dejáramos las maletas back pack en el suelo. Sacó del bolsillo interior de su saco una pistola. Disparó. No salieron balas. (A veces, incluso en Posmópolis, ocurren milagros). De la ventana de expulsión salía una banderita con la leyenda de "Bang!". El comediante dijo: "Bienvenidos a Posmópolis".



(al fondo se escucha una grabación de risas durante 15 segundos).

2 comentarios:

perro dijo...

esa musiquita que suena me intimida.
nos vemos el siete de septiembre para atacar agosto, necesito soldados. y dile a tu ciudad que se tire un milagrito por la mia.

Espérame en Siberia dijo...

Mejor que sí dispare, pero que dispare flores o besos. (Por aquello de los milagros)

Muá.